El impacto del teletrabajo en el mercado inmobiliario

El teletrabajo ha venido para quedarse. La pandemia del coronavirus ha ocasionado una cantidad sin precedentes de oficinas vacías en toda España, y muchos empleados se han visto obligados a trabajar desde casa durante más de un año. Aunque algunos trabajadores están empezando a volver lentamente a la oficina, es muy poco probable que los espacios comerciales vuelvan a estar a pleno rendimiento en breve. ¿Cómo afectará esto al mercado inmobiliario?

En el contexto actual, a un gran número de empresas les resulta cada vez más difícil justificar el coste del alquiler de una oficina. Decenas de miles de propietarios de pequeñas empresas que no necesitan un establecimiento comercial han optado por cerrar sus puertas definitivamente.

Muchas empresas han ampliado rápidamente su capacidad de teletrabajo y los trabajadores se han dado cuenta del ahorro que supone eliminar el desplazamiento a la oficina. Para algunos, trabajar desde casa puede convertirse en un cambio de estilo de vida permanente.

Una nueva forma de trabajar

En consecuencia, los hogares han tenido que adaptarse a esta nueva forma de trabajar. Nos hemos convertido en expertos en identificar posibles nuevos espacios de trabajo o en asegurarnos de que hay espacio extra para una oficina en casa cuando se quiere cambiar de domicilio.

En el último año, las mesas de cocina han soportado el peso de los ordenadores portátiles debido a que uno o dos de sus miembros trabajan desde casa y, en algunos casos, los niños también estudian desde casa. Ahora se pueden encontrar oficinas en cocinas, habitaciones libres, pasillos, garajes y galerías, es decir, en cualquier lugar que pueda ofrecer algo de paz y privacidad.

¿Quieres vender tu inmueble en Barcelona? Accede ahora a nuestra página específica para propietarios:
Vendemos tu casa en Barcelona

Los estudios sugieren que cuanto más tiempo nos obligue la crisis sanitaria a trabajar a distancia, más empresas crearán políticas de teletrabajo y, a medida que los empleados sean más productivos y vean los beneficios de trabajar fuera de la oficina, más querremos seguir haciéndolo una vez que la pandemia haya remitido a ciertos niveles.

mercado inmobiliario teletrabajo

Hogares en la era post-Covid

Evidentemente, la necesidad de espacio para la oficina en casa está influyendo en lo que los compradores buscan en una vivienda. La nueva tendencia de trabajo en casa también está afectando a la forma en que los vendedores comercializan sus inmuebles, y el espacio de escritorio se potencia en la mayoría de las viviendas en venta como señal para que los posibles compradores sepan que es posible trabajar desde casa.

“Estamos pidiendo a los vendedores que muestren espacios de trabajo en sus casas para preparar las visitas”, comenta Francisco Nathurmal, CEO y fundador de Bcn Advisors. “Mucha gente está decidiendo vender porque ha estado trabajando desde casa y va a seguir haciéndolo y necesita ampliar su tamaño para acomodarse a ello. Y, por supuesto, esto está afectando al valor de las propiedades. Los inmuebles con espacio exterior y de oficina son más caros, lo que hace subir los precios de este tipo de productos. Además, los compradores ya no dan prioridad a la proximidad de la oficina: no tener que desplazarse al trabajo significa que la gente tiene más opciones a la hora de decidir dónde les gustaría vivir y pueden explorar diferentes zonas y tipos de viviendas”.

Si te interesa conocer el valor de tu casa o piso, accede a la siguiente página de Bcn Advisors:
Valoramos tu piso o casa en Barcelona

Estancias más largas en segundas residencias

Nathurmal señala otra tendencia que es una consecuencia interesante del fenómeno del teletrabajo

“Estamos viendo que algunos compradores extranjeros buscan segundas residencias en las que puedan pasar largos periodos de tiempo, en lugar de unas vacaciones una o dos veces al año. Buscan viviendas con espacio para teletrabajar, de modo que puedan trabajar desde allí en diferentes momentos del año. Para quienes buscan trabajar desde casa en Barcelona, obviamente eso les da acceso al mismo tiempo a poder disfrutar de  un estilo de vida increíble”.

Pasar más tiempo en casa ha hecho que todos nos planteemos qué queremos realmente de nuestras viviendas. La tendencia de trabajar desde casa dejará su huella respecto a dónde vivirá la gente y las viviendas que elijan comprar. Como el teletrabajo probablemente se quede, es de esperar que el mercado inmobiliario se adapte en consecuencia.