Las ventajas de comprar una vivienda para reformar

Buy a property to refurbish

España es actualmente un mercado de compradores y cada vez más personas aprovechan este momento propicio para invertir en viviendas que han reducido su precio en el último año debido al impacto de la pandemia. En la ciudad de Barcelona, el precio medio de una vivienda ha disminuido casi un 3% interanual hasta finales de marzo de 2021.

Actualmente, los inversores adquieren viviendas tanto para obtener beneficios a corto como a largo plazo. Ciudades como Barcelona siempre favorecerán a los compradores a largo plazo. Pero para aquellos que quieren beneficios a corto plazo, la compra de una propiedad para reformarla -para venderla, para alquilarla o como residencia principal- se está convirtiendo en una forma cada vez más popular de obtener un buen rendimiento de la inversión.

Adquirir una propiedad que necesita ser reformada requiere dinero, tiempo y, a menudo, mucha paciencia. Ya sea para crear tu hogar ideal o para realizar una inversión económica, a muchos nos entusiasma la idea de emprender este tipo de proyecto creativo. Pero, como ocurre con cualquier proyecto que requiere plazos y presupuestos, hay que sopesar los pros y los contras para saber si un proyecto de renovación es la decisión correcta.

Por qué comprar para reformar

Posibilidad de añadir valor a su casa

Incluso si le das a tu nueva vivienda un cambio de imagen superficial, como encalar las paredes, lijar el suelo o arreglar el jardín o el balcón, tu casa podría valer más al instante. La primera impresión es la que cuenta, por lo que si quieres alquilar la vivienda, un cambio de imagen sería muy aconsejable para obtener el mayor rendimiento posible. Para obtener un mayor rendimiento de tu inversión, hay algunas reformas que suelen ser infalibles.

Por qué comprar una casa para reformar

Renovar la cocina y los cuartos de baño pueden añadir un valor sustancial a un inmueble. Gastar entre 10.000 y 15.000 euros en una cocina puede añadir hasta 30.000 euros al valor de reventa de una vivienda, mientras que convertir un sótano o un desván puede suponer un beneficio aún mayor, al igual que añadir otro dormitorio o cuarto baño, especialmente si la vivienda está en una buena ubicación.

Crea tu hogar perfecto por el mismo precio total

Encontrar la casa ideal en la ubicación perfecta es casi imposible, por lo que comprar un inmueble en un estado inferior en una ubicación apropiada podría ser la siguiente mejor opción. Comprar la “peor” propiedad en la mejor calle probablemente dé el máximo margen para añadir valor. Si el estado actual es suficiente para desanimar a la mayoría de la gente, debería reflejarlo un precio más bajo.

No puedes cambiar la ubicación de la vivienda, pero sí puedes transformarla y personalizarla por completo, haciéndola mucho más atractiva. Recuerda que el precio que pagas por un inmueble es crucial. Lo ideal es encontrar una propiedad que tenga un potencial real en una ubicación muy atractiva.

¿Quieres vender tu inmueble con nosotros?
Contacta ahora con nuestro equipo de profesionales para vender tu piso o casa en la ciudad de la manera más eficaz:
Vender piso Barcelona

Ya puedes vivir en tu casa perfecta

Si te cuesta encontrar una propiedad que realmente te guste, a veces embarcarse en un proyecto es la mejor manera de crear un hogar que pronto te encantará. Al comprar una vivienda que necesita un poco de trabajo, te encuentras en una posición perfecta para crear un hogar que se adaptará a sus propios gustos. El dinero que habrás ahorrado en la compra de un proyecto de reforma puede utilizarse para añadir valor de una manera que te convenga a corto plazo y, a largo plazo, resultará ser justo lo que busca un futuro comprador.

Cuestiones a tener en cuenta

Quedarse sin presupuesto y sin tiempo

A la hora de reformar una casa, hay que ser realista sobre lo que se quiere conseguir desde el principio y tener claro cómo se va a hacer. Es fundamental saber exactamente cuánto quieres gastar y cuánto tiempo quieres dedicar al proyecto. Si bien es posible añadir valor a una propiedad reformándola, gastar demasiado siempre será un riesgo. El hecho de dedicar una gran cantidad de dinero a la reforma de un inmueble no siempre garantiza un beneficio.

Puntos referentes para comprar un piso para reformar

El tiempo es dinero, por lo que, en algunos casos, contar con un jefe de obra que se encargue de cada una de las diferentes tareas puede resultar económicamente beneficioso. El jefe de obra se asegurará de que los constructores lleven a cabo el trabajo tal y como tú has solicitado y también deberían hacer más factible que el proyecto se mantenga dentro del presupuesto. El inconveniente es que no lo harán gratis.

A veces se recomienda prever un 20% adicional al presupuesto inicial para imprevistos, sobre todo si hay que realizar trabajos estructurales.

Tener claro el grado de reforma necesario

Cada inmueble requiere un nivel de reforma diferente. Es importante elegir la propiedad que más se ajuste a tu presupuesto y a tus aspiraciones. Aunque estés dispuesto a comprar una propiedad que requiera mucho trabajo, también tendrás que ser realista sobre la cantidad de trabajo, dinero y tiempo que puedes dedicar. Las viviendas más antiguas suelen requerir más trabajo y, a veces, atención especializada. También pueden ser más caras de asegurar.

El riesgo de que no se añada valor

Por mucho que inviertas en arreglar una propiedad, en última instancia, su ubicación será lo que añada valor.

Aunque se transforme un inmueble en mal estado en una casa impresionante, si la ubicación no es tan atractiva, el precio lo reflejará. Una vez más, conviene recordar que comprar la “peor” casa en la mejor ubicación es mejor que la “mejor” casa en un entorno inferior.

Encontrar buenos profesionales no siempre es fácil

Hay muchos constructores y obreros que afirman que pueden hacer bien un trabajo, pero a veces no es así. Encontrar a alguien o una empresa de confianza puede ser difícil y puede hacer que un proyecto se convierta en un éxito o un fracaso. Escucha las recomendaciones de tus amigos.

Investiga: nunca te decantes por la opción más barata sólo porque creas que te va a ahorrar dinero.