Los nómadas digitales y el mercado inmobiliario de Barcelona

Nómadas digitales y mercado inmobiliario

A medida que las empresas comienzan a impulsar el teletrabajo tras la crisis del Covid-19, el sector inmobiliario de Barcelona también se prepara para el cambio. La industria busca ahora acomodarse al aumento de los nómadas digitales, profesionales en activo que eligen trabajar a distancia en diferentes ciudades o países y que aprecian la flexibilidad y la libertad de esta nueva vida laboral.

Este sector ya experimentaba un gran crecimiento antes de la pandemia y ahora es justo decir que está en auge, no sólo impulsado por los emprendedores, sino también por los trabajadores que priorizan otro tipo de conciliación entre vida laboral y personal, en busca de un estilo de vida más satisfactorio.

El nomadismo digital se está haciendo tan popular que ha empezado a crear una nueva ola de incentivos por parte de destinos y marcas de todo el mundo. En Madeira, ya existe un plan en el que todo un pueblo se dedica a acoger a nómadas digitales, ofreciendo espacios de trabajo gratuitos a los que quieren quedarse durante un mes o más. Mauricio ha creado un visado por el que los trabajadores a distancia pueden permanecer en la isla hasta un año. Un incentivo similar se está llevando a cabo en las Maldivas.

¿Quieres conocer el valor de tu inmueble? Accede ahora para conocer la valoración de tu piso o casa:
Tasamos tu piso o casa en Barcelona

Helsinki está atrayendo a los trabajadores tecnológicos con un paquete de reubicación gratuito de 90 días, mientras que un crucero en Panamá está ofreciendo actualmente oficinas flotantes a los trabajadores frente a su costa.

El atractivo de Barcelona para los nómadas digitales

En la última década, Barcelona también se ha convertido en uno de los centros más populares para los nómadas digitales, gracias a su ubicación estratégica, su gran oferta cultural y de ocio y su creciente centro para las nuevas empresas de tecnología financiera.

Atractivo de Barcelona para los nómadas digitales

Prosperidad y crecimiento de la ciudad

La capital catalana cuenta con una comunidad próspera y sociable donde los recién llegados se sienten bienvenidos y pueden colaborar en diferentes proyectos de trabajo.  Muchos de los nómadas digitales de Barcelona comparten rasgos comunes como el amor por los viajes y la cultura y, como resultado de ello, se han creado nuevas comunidades y amistades para toda la vida.

El rápido crecimiento de este nuevo grupo demográfico ha tenido un impacto inevitable en el sector inmobiliario de Barcelona. Para empezar, los potenciales inquilinos nómadas digitales tienden a alquilar sus propiedades virtualmente. Por lo tanto, se espera que los propietarios y los agentes inmobiliarios utilicen tecnología avanzada para facilitar el proceso de alquiler.

Servicios como DocuSign han agilizado y acelerado el proceso, desde la carga de la documentación hasta la firma del contrato. La transparencia también es importante. Los clientes potenciales quieren ver visitas guiadas en vídeo, testimonios verificados y valoraciones para gestionar de forma realista las expectativas, dado que las visitas presenciales son a menudo imposibles.

Coworking y servicios con internet

La amplia oferta de espacios de coworking hace de Barcelona una ciudad perfecta para los nómadas digitales. Además, hay muchos bares y cafeterías con buena conexión WiFi donde pueden pasar el rato y trabajar mientras disfrutan del agradable clima, algo que también valoran mucho.

Bcn Advisors ha observado un notable aumento de las consultas de alquileres de trabajadores remotos, sobre todo para alquileres a medio plazo (de 3 a 11 meses).

“Los nómadas digitales no quieren comprometerse con un alquiler a largo plazo, ya que quieren tener la opción de mudarse a otra parte del mundo al final de su alquiler”, explica Francisco Nathurmal, fundador y CEO de la agencia inmobiliaria Bcn Advisors. “Rara vez compran una propiedad. Su prioridad es trabajar en un apartamento amueblado y con buena conexión a Internet. Les gusta Barcelona porque tiene una gran oferta de lugares de coworking, sobre todo en las zonas de Poblenou y Eixample, y por supuesto también es una ciudad fantástica para la cultura, el ocio y la gastronomía. Su ubicación en el Mediterráneo también es muy atractiva”.

Libertad de los nomadas digitales

Yasmin Igne, de 33 años, es una experimentada nómada digital que recientemente ha estado en Barcelona trabajando en su negocio de consultoría No Nonsense Confidence. De Barcelona se fue a Londres y desde allí está planeando un traslado a Estados Unidos.

“Soy una persona que prospera en entornos cambiantes”, explica Igne. “Descubrir nuevos lugares y sumergirme en la auténtica cultura local es lo que me hace sentir viva. Ser nómada digital me da la emocionante oportunidad de apoyar el desarrollo personal de mis clientes mientras hago recuerdos inolvidables y amigos maravillosos en todo el mundo.”

Vivir alrededor del mundo, al alcance de los nómadas digitales

Bcn Advisors también está viendo un número creciente de profesionales de clase alta con familias que utilizan sus segundas residencias en Barcelona para pasar al menos parte del año en un entorno diferente, otra tendencia que se espera que continúe en los próximos años.

Así que para los negocios y empresas que puedan ofrecer servicios virtuales, o para aquellos que tengan la capacidad de trabajar virtualmente, los próximos años presentarán sin duda muchas nuevas oportunidades. Las agencias inmobiliarias pueden adelantarse a la situación centrándose en dar cabida a quienes tienen el deseo de viajar y de crear nuevas comunidades en lugares atractivos, sin importar dónde está la sede de la empresa o la oficina.