¿Es buen momento para comprar o vender casa en Barcelona? 

¿Es buen momento para comprar o vender casa en Barcelona?

¿Seguirán bajando los precios de la vivienda en Barcelona? ¿Es mejor comprar ya o esperar? ¿Vendo mi piso cuanto antes a un precio mayor que el de los próximos meses? Son las preguntas estrella del mercado inmobiliario y las que recibimos a diario en Bcn Advisors. Aunque los precios seguirán ajustándose a lo largo de 2021, nunca antes hubo condiciones hipotecarias tan buenas, algo que podría cambiar en cualquier momento.

Como cualquier otra gran ciudad del mundo, el mercado inmobiliario de Barcelona sufrió un gran impacto durante el año 2020 debido a la actual crisis sanitaria. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de transacciones de venta en la primera mitad del año se redujo en un 23%, de 29.256 ventas a 22.541 en la provincia de Barcelona. Las cifras de la segunda mitad del año se espera que sean aún más bajas.

La mayoría de las previsiones apuntan que habrá un repunte en las ventas hacia la segunda mitad de 2021, una vez que la vacuna para la Covid-19 se haya extendido por todo el país y los compradores internacionales comiencen a regresar a la ciudad.

A pesar de la importante caída de las operaciones de venta, el precio de la vivienda en la ciudad de Barcelona bajó relativamente poco, siguiendo la tendencia de los 12 meses anteriores. Con datos hasta noviembre de 2020, los precios se redujeron un 2,6% y, en toda la provincia, un 1,3%, según Idealista.

“Actualmente todavía hay cierta incertidumbre sobre cómo se desarrollarán las cosas”, comenta Francisco Nathurmal, CEO y fundador de Bcn Advisors. “Pero en el lado positivo, se están cerrando acuerdos, sobre todo para las propiedades situadas en la Zona Alta de Barcelona y también para los pisos con terraza en el centro. El mercado de compradores internacionales ha avanzado de forma más lenta debido a las restricciones de movilidad, pero el mercado nacional ha sido más activo debido a los bajos tipos de interés y a las mayores oportunidades de negociación. Algunos compradores de aquí también están aprovechando la menor presencia de clientes extranjeros, que a veces hacen ofertas más altas que ellos”

¿Quieres saber cuánto vale tu casa o piso en Barcelona?
Más información para tasar mi piso en Barcelona >

Razones para vender tu casa en Barcelona

En un mercado de vendedores, la demanda de viviendas supera a la oferta. Los tipos de interés históricamente bajos y el creciente número de compradores de viviendas que buscan un cambio de estilo de vida podrían volver a impulsar el mercado en poco tiempo.

Después de meses de “quédate en casa”, muchas personas, especialmente las que viven en las ciudades, están listas para un cambio. Buscan casas más espaciosas, cercanas a entornos naturales y con más comodidades para su forma de vida. Estos compradores son los que están listos para hacer una compra y los vendedores que cumplan esos requisitos con sus propiedades deben tomar nota.

“En estos tiempos excepcionales, la compra de una casa se ha convertido en una decisión más bien emocional. No es solo un momento en el que los compradores piensan en dónde van a pasar su tiempo libre o su tiempo con la familia, sino también en dónde pueden estar trabajando en un futuro próximo”, añade Nathurmal.

Si la crisis sanitaria continúa más tiempo de lo previsto, los bancos podrían endurecer las condiciones de sus hipotecas, lo que daría lugar a un menor número de compradores, otra razón por la que los vendedores podrían considerar la posibilidad de poner sus propiedades en el mercado.

Con el fin de obtener el mejor precio posible, los propietarios también deberían dedicar sus esfuerzos a preparar su casa para la venta. Durante el confinamiento, muchos de ellos aprovecharon el tiempo para abordar proyectos de reforma o pequeñas mejoras, lo que les dio una ventaja en el proceso de venta.

¿Estás pensando en vender tu casa o piso en Barcelona?
Más información para vender mi piso en Barcelona >

Razones para comprar una casa en Barcelona

Las previsiones indican que los precios de la vivienda en Barcelona continuarán disminuyendo a corto plazo, pero se espera que vuelvan a subir hacia finales de 2021, cuando la situación por la Covid-19 vaya mejorando. Antes de la actual pandemia, los precios ya se estaban ajustando tras dos años de grandes subidas después de que los precios hubieran tocado fondo: de 2015 a 2016 los precios aumentaron un 10% y de 2016 a 2017 un 12,7%, según Idealista.

Sin embargo, nunca ha habido un mejor momento para conseguir una hipoteca, ya que algunas entidades bancarias ofrecen tasas fijas de hasta 30 años de alrededor de 2,15 puntos porcentuales por encima del Euribor. Los bajos tipos de interés significan pagos mensuales más bajos y por lo tanto una mayor asequibilidad, ideal para aquellos que buscan pasar del alquiler a tener un piso en propiedad o para aquellos que quieren mejorar el lugar donde viven.

Debido a la recesión económica, los bancos podrían ser más estrictos con sus criterios y la oportunidad de obtener dinero en efectivo “gratis” podría ser de corta duración. Si los criterios de préstamo se hacen más estrictos, algunos compradores no podrán adquirir las viviendas que desean y esto hará que los precios bajen, creando buenas oportunidades para los compradores con ‘cash’.

Los inversores y los compradores con dinero en efectivo pueden seguir esperando “gangas” de las caídas de precios previstas, pero desde una perspectiva de inversión a largo plazo, Barcelona seguirá siendo una de las ciudades más atractivas. La consultora internacional Resonance recientemente clasificó a Barcelona en el octavo lugar en su informe anual “Las mejores ciudades del mundo 2021”. No es la primera vez que Barcelona aparece en el ranking, pero esta vez el informe tiene en cuenta nuevos factores relacionados con la Covid-19, así como los factores habituales como la ubicación, la comunicación, la infraestructura, la población, la cultura, el potencial de futuro y la educación.

En los últimos años, la capital catalana ha sido uno de los mayores imanes para los fondos de inversión de riesgo, principalmente debido al creciente número de industrias de FinTech que son capaces de emplear a personas con salarios más bajos que en el resto de Europa. A largo plazo, las empresas conscientes de los costes seguirán trasladándose hacia ciudades propicias para los negocios como Barcelona, que ofrecen una mano de obra de bajo coste en comparación con otras ciudades importantes de Europa.

Aunque Barcelona acaba de estrenar una normativa que regula en determinadas condiciones el precio de los alquileres, los tiempos de incertidumbre económica hacen que el ladrillo siga siendo un atractivo refugio para los inversores.

En conclusión, Francisco Nathurmal afirma: “El mercado actual es un mercado de necesidades. Hay vendedores que necesitan vender lo antes posible y otros que esperarán hasta que llegue la vacuna con la esperanza de que el mercado mejore. En cuanto a los compradores, se trata de la misma cuestión: algunos compradores están adoptando un enfoque de ‘esperar y ver’ con la esperanza de que los precios caigan aún más, mientras que otros creen que es un buen momento para comprar, especialmente con las buenas condiciones actuales de las hipotecas, que pueden endurecerse en cualquier momento”.

Precio medio por metro cuadrado de las principales ciudades europeas

Precio medio por metro cuadrado de las principales ciudades europeas