Comisiones inmobiliarias: ¿cuánto se cobra por vender un piso o una casa?

Comisiones inmobiliarias

Al contratar a una agencia inmobiliaria para la gestión de la venta de nuestra casa, el porcentaje de comisión que tendremos que pagar si la venta se lleva a cabo es uno de los primeros puntos que preocupan al vendedor. ¿A cuánto asciende la comisión inmobiliaria? Si te preguntas “¿cuánto tengo que pagar por vender mi piso?”, te lo explicamos a continuación.

¿Qué son las comisiones inmobiliarias? Tipos y leyes en 2021

Las comisiones inmobiliarias son la cantidad de dinero que las agencias inmobiliarias cobran por sus servicios a la hora de comercializar una vivienda. Si dudas entre hacerlo por tu cuenta o contratar una agencia inmobiliaria, deberás pensar en la cantidad de tiempo que puedas dedicar a todas las gestiones que comporta la venta de un piso: poner los anuncios en los portales inmobiliarios, preparar los documentos, recibir a las visitas, etc.

Las comisiones inmobiliarias no están sujetas a ninguna regulación. No hay ninguna institución oficial ni ley que fije su cantidad, así que cada agencia inmobiliaria decide los honorarios que cobra según su experiencia en el sector y las cifras en las que habitualmente se mueven otras empresas del sector.

Comisiones inmobiliarias que son

Entonces, ¿hay algún documento en el que quede recogida la comisión inmobiliaria? Sí, la denominada “nota de encargo”, que es el contrato de intermediación entre el propietario de una vivienda y la agencia inmobiliaria. En él se reflejan las condiciones del servicio, quién paga la comisión, a cuánto asciende, qué trabajo ofrece la inmobiliaria y la exclusividad, si es el caso. Es decir, si el propietario le ofrece a una única agencia la comercialización de su propiedad, lo que permite un trabajo más directo con la agencia y, normalmente, reduce el porcentaje de comisión inmobiliaria.

¿Cuál es la comisión inmobiliaria por la venta de mi piso o casa?

Normalmente, la comisión inmobiliaria oscila entre el 3% y el 6% del precio final de la venta de la vivienda, un importe al que hay que sumar el 21% de IVA. Como hemos mencionado anteriormente, es la agencia inmobiliaria quien fija su tarifa y el vendedor puede encontrar en el mercado numerosas opciones. También es posible negociar ese porcentaje, pero suele depender mucho de los factores relacionados con la vivienda.

Por ejemplo, otorgar la comercialización en exclusiva a una agencia inmobiliaria, es decir, que el propietario se comprometa a que solo esa agencia tendrá el derecho de comercializar con su vivienda, implica una comisión más baja que si contrata a varias agencias. Las agencias inmobiliarias de lujo, especializadas en propiedades exclusivas en Barcelona u otras ciudades con un precio normalmente superior a 600.000 euros, tienen planteamientos de marketing más elaborados que la agencia inmobiliaria tradicional de barrio, por lo que la comisión puede ser mayor.

La comisión inmobiliaria oscila entre el 3% y el 6% del precio final de la venta de la vivienda, un importe al que hay que sumar el 21% de IVA.

La comisión inmobiliaria incluye:

  • ➡️ Valoración de la vivienda para aconsejar sobre su precio ideal de salida al mercado, aunque la última palabra siempre la tiene el propietario.
  • ➡️ Elementos para promocionar la venta de la vivienda: fotografías, planos, vídeos para visitas virtuales, etc.
  • ➡️ Publicación del anuncio de la vivienda en los principales portales nacionales e internacionales y herramientas para mejorar su posicionamiento, que estos portales inmobiliarios cobran como un extra.
  • ➡️ Realización de las visitas, sin necesidad de que el vendedor tenga que estar presente.
  • ➡️ Negociación con el comprador y mediación para conseguir la venta con un acuerdo que beneficie a las dos partes.
  • ➡️ Gestión de los documentos y asesoramiento legal y fiscal
  • ➡️ Acompañamiento durante la firma de las arras y del contrato final de compraventa ante el notario para ayudar a verificar que todo sea correcto.

comisiones inmobiliarias en venta de casas

¿Cuándo se paga?

La comisión inmobiliaria se paga una vez que el comprador de la vivienda haya hecho efectiva la operación. Cada agencia inmobiliaria decide la forma y el momento en que se paga, según lo establecido en la nota de encargo. Por ejemplo, es habitual que se pague en dos plazos: el primero durante la firma del contrato y el segundo cuando se firma definitivamente la escritura de compraventa.

La comisión inmobiliaria en ningún caso se paga por adelantado, ya que es un porcentaje sobre el precio final de compraventa. Con cada pago, la agencia inmobiliaria emite la correspondiente factura.

¿Quién la paga?

La comisión inmobiliaria la paga el vendedor del inmueble. Es por ello que en la negociación hay que tener en cuenta esa cantidad para saber qué importe quedará de la venta de la vivienda, aunque hay otros conceptos por los que también hay que pagar, como tributar por el beneficio de la venta y la plusvalía del ayuntamiento.

Comisiones agencias inmobiliarias por alquiler

En el caso de la gestión de un alquiler, el trabajo de la agencia inmobiliaria es prácticamente el mismo que el de una venta, ya que también hay que publicar el anuncio, gestionar la visita, tramitar la documentación del contrato, etc. Algunas inmobiliarias además gestionan el proceso de check-out del inquilino para asegurar que todo está en orden cuando deja el piso y, en el caso de que uno nuevo se quede con la vivienda, la reciba en perfecto estado.

En los alquileres, la última ley de marzo de 2019 establece que, en el caso de personas jurídicas, los gastos de gestión inmobiliaria y de formalización del contrato debe asumirlos el propietario de la vivienda. Es decir, si el piso está a nombre de una sociedad o de una empresa, el arrendador.

En el caso de pisos alquilados por personas físicas, la ley no dice nada al respecto, pero lo más habitual es que sea el arrendatario quien pague la comisión a la agencia inmobiliaria. La comisión inmobiliaria por alquiler más habitual ronda el 10% de la cantidad que el inquilino debe pagar en un año de alquiler.

¿Existen las inmobiliarias que no cobran comisión al comprador?

El mercado inmobiliario no es ajeno a la evolución tecnológica y hay muchas empresas que han nacido al abrigo de Internet y de las apps móviles que aseguran que no cobran comisiones. Es cierto, pero esto no quiere decir que no nos cobren nada, ya que su modelo de negocio es diferente y se basan en cobrar una tarifa fija al propietario. Se puede decir que son inmobiliarias sin comisiones, pero igualmente debemos pagar por sus servicios aunque sea de una forma diferente a las agencias inmobiliarias tradicionales.

Las inmobiliarias online se basan fundamentalmente en la reducción de costes y por eso pueden ofrecer tarifas fijas por sus servicios. Además, estas suelen variar según la implicación del propietario en el proceso de venta del piso. Con las tarifas más básicas, el propietario puede que asuma la gestión de las visitas y el papeleo relacionado con la compraventa, mientras que si la agencia online se encarga de todo, el precio a pagar será mayor y parecido al de una agencia inmobiliaria tradicional.